¿Es la técnica de reproducción asistida, fecundación In Vitro una violación al derecho a la vida?

Fecundacion_in_vitro

Por Marcela Lucas.

La fecundación asistida, informe 85/100 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Los derechos existen no por su naturaleza, sino de acuerdo a épocas, culturas y civilizaciones determinadas. Es trascendente que algunos derechos tengan que ponderarse para su correcta aplicación en la actualidad. Encontramos un ejemplo de esto en la República de Costa Rica: “Caso No. 12.361 Gretel Artavia Murillo y otros (Fecundación In Vitro)”1 donde se prohíbe que las presuntas víctimas tengan acceso al tratamiento de la Fecundación In Vitro. Mediante sentencia número 2000-02306, del 15 de marzo de 2000, dictada por la Sala Constitucional de Costa Rica, se declaró la inconstitucionalidad del Decreto Presidencial número 24029-S, del 3 de febrero de 1995, que regulaba la práctica de dicho procedimiento en el país.

Existen diversas maneras de clasificar los Derechos Humanos, tomando diferentesenfoques. Por ejemplo:

Desde un enfoque historicista.
Tomará en cuenta la protección progresiva de los Derechos Humanos

Un enfoque basado en la jerarquía.
Distinguirá entre los Derechos esenciales y los Derechos complementarios

La clasificación más conocida de los Derechos Humanos es aquella que distingue las llamadas Tres Generaciones de los mismos. El criterio en que se fundamenta es un enfoque periódico, basado en la progresiva cobertura de los Derechos Humanos.

Dentro de la primera generación se encuentra, de acuerdo a la autora Magdalena Aguilar Cuevas, el derecho a la vida y a la libertad; y en los derechos de segunda generación llamados “Derechos Económicos, Sociales y Culturales” el derecho a la salud física y mental” (Cuevas, 6, no. 30 marzo-abril de 1998). Aquino se incluyen los derechos a la bioética como lo hace Wolker de la siguiente manera; son los derechos referentes a la biotecnología, a la bioética y a la regulación de la ingeniería genética. Trata de los derechos que tienen vinculación directa con la vida humana, como la reproducción humana asistida. De cierta manera podemos observar que éstos derechos han sido contemplados y que en la mayoría de las veces nos referiremos a ellos como parte central de éste trabajo.

Ahora quiero contestar algunas preguntas desde el punto de vista filosófico: “¿es la técnica de reproducción asistida (TRA), fecundación In Vitro una violación al derecho a la vida”? ; si bien es cierto que dentro de los derechos del ser humano están el derecho a la salud, a la vida privada y a fundar una familia, ¿acaso ésta técnica no es usada para generar vida?; y si lo vemos científicamente, ¿que no todos los seres humanos tenemos derecho a gozar de los avances científicos que mejoran nuestra vida?

De acuerdo con Nicola Abbagnano  “desde la antigüedad los fenómenos de la vida se han caracterizado a partir de su capacidad de autogeneración, es decir, a partir de la espontaneidad por la cual los seres vivientes se mueven, se nutren, crecen, se reproducen y mueren, de modo, por lo menos aparente y relativamente, independiente de las cosas externas”. (Diccionario de filosofía, 1986, p. 1188), de acuerdo a la definición anterior,  dentro del derecho a la vida esta el derecho a reproducirse, por lo cual no se contraponen sino que se complementan.

El derecho a la vida, también constituye un derecho a reproducirse, sin mencionar las limitaciones; y si decimos que tenemos derecho a los “nuevos derechos”. Los avances científicos, como la fecundación In Vitro, pueden ser utilizados en personas diagnosticadas con infertilidad severa. La Organización Mundial de la Salud define esta como “la incapacidad de completar un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales no protegidas” (F. Zegers-Hochschild, a G.D.Adamson, b J.de Moouzon,c O.Ishihara,d R. Mansour,e K. Nygren,f E. Sullivan,g and S. Vanderpoel,h for ICMART and who, noviembre 2009). Entonces he llegado a la conclusión que la fecundación In Vitro no viola el derecho a la vida, sino que la protege. Con ella las personas, de cierta manera, tienen garantizado su derecho a reproducirse.

La demanda que realizó el peticionario afirma que la Sala Constitucional de Costa Rica, mediante sentencia de fecha 15 de marzo de 2000, anuló el Decreto Presidencial en mención declarándolo inconstitucional, por considerar que la práctica de la Fecundación In Vitro en el país, tal como estaba reglamentada, implicaba una elevada pérdida de embriones causada por una manipulación consciente y voluntaria. Como consecuencia de dicha decisión, se prohibió la práctica de la Fecundación In Vitro en el país.

Según el peticionario, el acto jurisdiccional que prohibió la práctica de la Fecundación In Vitro tiene efecto obligatorio para todas las personas. El peticionario subraya que la Sala Constitucional determinó que “ni siquiera por norma de rango legal es posible autorizar legítimamente su aplicación” (refiriéndose a la Fecundación In Vitro). Consecuentemente, al prohibirse la práctica de la Fecundación In Vitro, se eliminó la norma del ordenamiento legal, creando per se una violación continuada a varios derechos protegidos por la Convención Americana, con efecto obligatorio para todas las personas.

El peticionario indica que las presuntas víctimas en el presente caso eran pacientes diagnosticados con infertilidad severa, que se encontraban en lista de espera para que se les practicara una Fecundación In Vitro. A consecuencia de la decisión de la Sala Constitucional, las presuntas víctimas no pudieron someterse a dicho tratamiento en el país, o bien tuvieron que practicársela en el extranjero. En audiencia ante la CIDH realizada el 28 de octubre de 2008, una de las presuntas víctimas manifestó lo siguiente:

[Y]o fui diagnosticada con una infertilidad causada por una enfermedad que se conoce como Endometriosis que bloqueó absoluta y completamente mis trompas de Falopio, después de años consecutivos de exámenes, pruebas y cirugías que pudieran atestiguar al respecto, después de estos exámenes y de este diagnóstico se me dio a conocer que la única opción que tenía presente era una Fecundación In Vitro pero que a partir de ese año en el que se me dio el diagnóstico, esa fecundación había sido prohibida terminantemente en el territorio nacional, esto me dejó no solamente sin acceso al tratamiento de salud que yo estaba buscando, sino que esto se sumó al calvario que sufre una pareja infértil […]2

tribilin
El peticionario subraya que la Fecundación In Vitro es utilizada para infertilidades inexplicadas, endometriosis, infertilidad inmunológica, infertilidad masculina, factor cervical hostil, etc. También sostiene que existe una fuerte tendencia a incrementar la utilización de esta técnica en esterilidades inexplicadas o diopáticas, sobre todo en casos de esterilidad masculina. Finalmente el peticionario afirma que Costa Rica es el único Estado en la región que ha prohibido la práctica de la Fecundación In Vitro en su territorio.

El peticionario afirma que la regulación contenida en el Decreto Presidencial ya era bastante restringida: establecía que la Fecundación In Vitro se aplicaba  únicamente a matrimonios, prohibía la inseminación de más de seis óvulos y disponía que todos los embriones debían ser depositados en el útero materno, quedando absolutamente prohibido desechar o eliminar embriones o preservarlos para la transferencia en ciclos subsecuentes de la paciente o de otras pacientes.

Más aún: La Sala Constitucional determinó que el embrión humano tiene el mismo estatuto jurídico que la persona humana. Con esto se otorgaal embrión un derecho a la vida de carácter absoluto, que no admite excepciones, ni condiciones, ni restricciones frente al cual es preciso sacrificar todos los demás derechos.

Según el peticionario, la interpretación de la Sala Constitucional del destino final del embrión humano, evidencia una percepción subjetiva que confiere culpabilidad a los profesionales que practican la fertilización In Vitro, por un hecho que ocurre en la naturaleza, atribuible a la selección natural de las especies. El peticionario afirma que no es cierto el criterio de que todo embrión humano necesariamente terminará siendo un recién nacido. El peticionario alega que existe extensa bibliografía que demuestra que no todo embrión humano evoluciona hacia el nacimiento.

Muy por el contrario, la mayor parte de ellos, en porcentajes hasta de un 80%, no implantan en el útero materno y si lo hacen, detienen su normal evolución en forma de aborto bioquímico (cuando el embarazo no es clínicamente evidente), o bien en forma de aborto clínico (cuando ya es evidente). Indica que se puede concluir que de 100 óvulos fertilizados en forma natural, nacen aproximadamente 20. En este sentido, el peticionario sostiene que la pérdida gestacional temprana de la especia humana, si es producto de la naturaleza no se cuestiona, pero si es posterior a que el hombre medió para la existencia de embriones, sí es cuestionada y de hecho no permisible. (OTROS, 29 de julio 2011).

A su vez el  Estado sostiene que los hechos alegados no caracterizan violación a los derechos humanos garantizados por la Convención Americana.

El Estado indica que la Fecundación In Vitro no consiste en una cura contra las causas de infertilidad, sino que la misma es un complejo recurso técnico que intenta superar artificialmente dicha condición.

El Estado sostiene que si bien se reconoce con empatía el sufrimiento que la incapacidad para concebir puede conllevar, no lleva razón el peticionario al decir que la prohibición de la práctica de la Fecundación In Vitro condenó a sus representados a no tener descendencia, pues la prohibición de la Fecundación In Vitro no es el origen de la incapacidad para concebir, así como tampoco asegura la posibilidad de tener descendencia.

Señala que el problema radica en que la regulación de la práctica, violaba el derecho a la vida de los embriones. Según el Estado, en el abordaje del tema no sólo inciden la ciencia y la técnica, sino que además el ordenamiento legal y constitucional es reflejo fiel de los valores de una nación, así como la normativa internacional, por lo que el tratamiento al que una persona pueda ser sometida siempre estará limitado por las disposiciones de la Constitución y el marco jurídico internacional sobre la protección de los derechos humanos.

El Estado indica que la Sala Constitucional determinó que el derecho relativo a procrear debe ser subordinado al derecho absoluto a la vida porque sería contradictorio aceptar la posibilidad de una vida a costas de la pérdida de otras vidas humanas, lo cual sucede con la técnica de la Fecundación In Vitro.

Vistas las dos posturas a considerar quiero señalar que en la Constitución de Costa Rica antes de las reformas, dentro del Libro I, Título II, “Protección de la Vida y el Cuerpo Humano”; y el Capítulo IV “Fecundación asistida” se encuentran establecidas las reglas para su utilización, asegurando tanto los derechos de la persona por nacer como la Madre embarazada, a fin de garantizar el futuro del hijo; así como sanciona en su artículo 19 la destrucción de embriones, esto nos demuestra que los encargados de realizar dicha práctica también están sujetos a responsabilidades.

Ahora la discusión comienza al concluir que tales prácticas atentan contra la vida y la dignidad del ser humano y establecen que el embrión es persona desde el momento de la concepción, por lo que no puede ser tratado como objeto, para fines de investigación, ser sometidos a procesos de selección y conservado en congelación. En consecuencia, no es legítimo constitucionalmente que sea expuesto a riesgo desproporcionado de muerte, sin embargo hay que detallar en que consiste la Fecundación In Vitro (FIV) como “un procedimiento en el cual los óvulos de una mujer son removidos de sus ovarios, ellos son entonces fertilizados con esperma en un procedimiento de laboratorio, una vez concluido esto el óvulo fertilizado (embrión) es devuelto al útero de la mujer.

Esta técnica se aplica cuando la infertilidad se debe a la ausencia o bloqueo de las trompas de Falopio de la mujer, es decir, cuando un óvulo no puede pasar hacia las trompas de Falopio para ser fertilizado y posteriormente implantado en el útero, o en casos donde la infertilidad recae en la pareja de sexo masculino, así como en los casos en que la causa de la infertilidad es desconocida. Las fases que se siguen durante el la FIV son las siguientes: i) inducción a la ovulación; ii) aspiración de los óvulos contenidos en los ovarios; iii) inseminación de óvulos con espermatozoides; iv) observación del proceso de fecundación e incubación de los embriones, y v) transferencia embrionaria al útero materno” (Humanos, 2013).

A fin de determinar si la FIV resulta ser una violación al derecho a la vida, quiero decir que el derecho a la reproducción involucra el propio derecho a la vida, ya no en su individualidad, sino como derechos colectivos: que es el derecho a contribuir a la preservación y continuidad de la especie humana. En todo caso se trataría de derechos cuya titularidad autorizaría su ejercicio sin necesidad de que exista una ley positiva que así lo permita; no sin mencionar que éstas prácticas también interviene el recurso económico; y que respecto a la incompatibilidad con el derecho a la vida y a la dignidad humana, la Fecundación In Vitro (FIV)  constituye un instrumento que la ciencia y la técnica han concedido al ser humano para favorecerla, ya que la infertilidad es vista como consecuencia de un estado de enfermedad, por lo que debe ser atendida dentro de éste contexto, ya sea con fines preventivos, diagnósticos y terapéuticos”. (Grettel, 2012)

Para concluir es necesario y pertinente que antes de decidir si la reproducción por medio de la FIV viola el derecho a la vida del embrión, hay que determinar el concepto jurídico de embrión humano, a fin de tener claridad sobre cuál es el objeto de protección de los derechos humanos, así como de la norma y que no quede sólo el tema sujeto a la vía de interpretación del juzgador; y que la fecundación In Vitro es una mejora que da la tecnología y que recordando el derecho debe estar sujeto al objeto no al contrario.

____________________________
Bibliografía

Cuevas, M. A. (6, no. 30 marzo-abril de 1998). Las tres Generaciones de los derechos humanos. Derechos humanos. Órgano Informativo de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, 93-108.
F. Zegers-Hochschild, a G.D.Adamson, b J.de Moouzon,c O.Ishihara,d R. Mansour,e K. Nygren,f E. Sullivan,g and S. Vanderpoel,h for ICMART and who. (noviembre 2009). Glosario de terminología en Técnicas de Reproducción asistida (TRA), Versión revisasda y preparada por el International Committee For Monitoring Asisted REprodcutive Technology (ICMART) y la Organización Munaidal de la Salud (OMS). Glosario de terminología en Técnicas de Reproducción asistida (TRA), Versión revisada y preparada por el International CommitteeOrganización Munaidal de la Salud (OMS), 11.
Grettel, C. V. (2012). Implicaciones éticas, legales, religiosas y socieconómicas de la fecundación en vitro en la salud reproductiva de Costa Rica. Revista Electrónica enfermería Actual en Costa Rica, 22.
Humanos, C. I. (8 de marzo de 2013). Documentos Varios, AVISA, SALUD. La Gaceta Diario Oficial, Costa Rica, pág. 61.
OTROS, G. A. (29 de julio 2011). INFORME No. 85/10, caso 12.361. Costa Rica: INTER – AMERICAN COMMISSION ON HUMAN RIGHTS.
Wolkmer, A. C. (1, No. 2 julio-diciembre 2009). Etapas de la historicidad de los derechos del hombre, trad. Alejandro Rosillo Martínez. Revista de los derechos Humanos y Estudios Sociales, 117-128.

Anuncios

Acerca de asilegal

Nuestra Visión Ser una organización responsable de su entorno social, contribuyendo a la erradicación de la problemática social que enfrentan los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son las personas pertenecientes a los pueblos originarios, las personas de la tercera edad, niños y jóvenes personas de la comunidad LGBT, mujeres, discapacitados, etc. Nuestra Misión Para Asistencia Legal por los Derechos Humanos, los derechos que están reconocidos y otorgados para todas y todos, deben ser conocidos para ejercerlos y, en su caso, defenderlos; de tal forma que, esta organización concentra sus esfuerzos en brindar apoyo legal, informativo y educacional en el tema de los derechos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s