#Video: Sensacionalismo de medios rompe internet (Imágenes fuertes).

Blog2

Por Fernando Hernández.

Coordinador del área de comunicación de ASILEGAL.

Gracias a mi colega Verónica Berber por su apoyo para la elaboración de este texto.

A un mes del asesinato de 5 personas en un departamento de la colonia Narvarte de la Ciudad de México, una juez ordenó resguardar, al menos temporalmente, toda la información relacionada con el caso como respuesta a un amparo interpuesto por quienes representan a los familiares de las víctimas. Tuvo que ser mediante mandato judicial que se frenaran las filtraciones de información de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal hacia un puñado de medios de comunicación, entre los que se encuentra el periódico La Razón y Radio Fórmula.

Las declaraciones de las personas detenidas, peritajes a medias, nombres de las personas involucradas, etc, fueron otorgadas a estos medios incluso antes que a los representantes legales de las víctimas. Es funesto el sensacionalismo con el que se manejan y también el hecho de que otros reproduzcan estas filtraciones para no quedarse atrás en la “nota”.

La gran mayoría de los medios de comunicación han publicado las filtraciones sin considerar el daño que le hacen no solo a los familiares y amig@s de las víctimas, sino a la propia investigación. Hubo medios que en una nota criticaban la filtración y en otra la reproducían íntegra, al fin y al cabo ya está publicada ¿no?

No estoy en contra de las filtraciones, pero es muy distinto que una persona arriesgue su vida enviando información delicada a un periodista, a que un funcionario otorgue cierto dato escandaloso de una investigación en curso a un periodista sin ética. En el primer caso se pretende cimbrar a la sociedad con una denuncia, como en el caso de Edward Snowden, en el segundo, se quiere la exclusiva, visitas en el sitio web y elevar los indicadores del prestigio moderno.

Hambre de likes (y retweets)

Los entes que nos dedicamos a la comunicación buscamos público y a veces lo buscamos a toda costa. Basta ver los canales y perfiles exitosos de plataformas privativas como Youtube, Twitter y Facebook, por mencionar las más populares. Acumulan más “seguidores” y más rápido quienes generan contenido chatarra, escandaloso, fácil de digerir y que no comprometen a la persona que los sigue, solo juegan con su necesidad de identidad y de pertenencia. La popularidad digital también es engañosa pues estas plataformas permiten bots, ofrecen la opción de comprar seguidores o nos venden una ayudadita para obtenerlos (gracias al negocio que hacen con nuestros datos personales) pero ese no es tema de este texto. Hay campañas exitosas que defienden derechos humanos e iniciativas ciudadanas legítimas que consiguen llegar a muchas personas, pero lamentablemente, quienes al día de hoy ostentan millones de seguidor@s no son el caso.

Blog 03
Inmediaciones de un Juzgado en Veracruz.

Hace falta una carnada. En internet, títulos pegajosos y frases hechas como encabezado nos prometen nuestra dosis de emoción digital, supuestamente en formatos adecuados a la vertiginosa vida moderna. La sangre, el sexo y la violencia son lo que el glutamato monosódico a la comida procesada: se agrega artificialmente para enganchar a la persona, reducida a simple cliente o a seguidor. Como resultado estamos obesos, pero desnutridos, hartos de datos aislados, pero desinformados de nuestra propia realidad.

Al día podemos enterarnos de 50 calamidades que merecen nuestra máxima atención y acción, ya sea violaciones a derechos humanos, desempleo o contaminación, etc. Sin embargo obtendrá más éxito la difusión de lo que tenga un video, aunque sea mal grabado o de asuntos sin importancia. La atención que brindaremos será también efímera, hasta que el siguiente video o imagen fuerte se vuelva viral.

Por supuesto que no me opongo a la documentación en video, sino a la preponderancia de este formato y a la creencia de que una imagen “fuerte” es la prueba máxima e irrefutable de un hecho. Las imágenes se pueden editar y ofrecen solo una versión de los hechos. Peor aún, entre más imágenes consumimos, más resistencia desarrollamos a lo “impactante” y necesitaremos una dosis mayor. También son graves los casos de desaparición forzada, peculado, fraude, amenazas, despojo, etc. Aunque no exista un video de ellos, deberíamos ponerles más atención.

Volviendo al caso del multihomicidio en la colonia Narvarte, se han atesorado mediáticamente las imágenes y datos tanto de víctimas como de las personas detenidas. La exposición de las personas que presuntamente han cometido un delito es una aberración y además es ilegal. Según el artículo 14 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, la averiguaciones previas son información reservada. Asimismo el Artículo 213 del Código Penal para el Distrito Federal establece que:

(…)Al que sin consentimiento de quien tenga derecho a otorgarlo y en perjuicio de alguien, revele un secreto o comunicación reservada, que por cualquier forma haya conocido o se le haya confiado, o lo emplee en provecho propio o ajeno, se le impondrán prisión de seis meses a dos años y de veinticinco a cien días multa.(…)

Esto no constituye un atentado contra la libertad de expresión o de censura. El sensacionalismo con el que se trata los asuntos judiciales responde más a un modelo de negocio de las empresas de comunicación que a la difusión de la realidad cotidiana. En palabras de Leopoldo Maldonado, abogado que representa a la familia de Rubén Espinosa, los medios no tienen derecho a revictimizar ni a difamar. Si los medios en verdad tienen una vocación por la búsqueda de la justicia, que documenten las violaciones a los derechos humanos más allá de la coyuntura. Por fortuna, existen muchos medios que así lo hacen.

La mitad de las personas privadas de la libertad en México no se les ha comprobado su participación en ningún delito ¿y cuántas personas aparecen diariamente en los medios de comunicación sin que tampoco sean responsables de lo que en fotografías, columnas, videos y encabezados se les acusa? Quienes operan el sistema de justicia no suelen rendir cuentas de sus acciones, pero si los servidores públicos no lo hacen, los medios de comunicación, menos.

Si los medios no quieren cambiar, tenemos la opción de dejar de verlos.

#NoalAmarillismo (con hashtag, para que me entiendan).

Por último envío un gran saludo y mi solidaridad al periodista Marco Lara Klahr, quien hoy mantiene, junto con decenas de periodistas, una lucha por la libertad de expresión y contra la censura oficial en Canal 22.

blog
Ministerios Públicos y sobrecarga de trabajo.

P.D: Si usted leyó este artículo esperando que hubiera un impactante video o imágenes fuertes, lo lamento, mentí para que me acabara de leer.

Anuncios

Acerca de asilegal

Nuestra Visión Ser una organización responsable de su entorno social, contribuyendo a la erradicación de la problemática social que enfrentan los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son las personas pertenecientes a los pueblos originarios, las personas de la tercera edad, niños y jóvenes personas de la comunidad LGBT, mujeres, discapacitados, etc. Nuestra Misión Para Asistencia Legal por los Derechos Humanos, los derechos que están reconocidos y otorgados para todas y todos, deben ser conocidos para ejercerlos y, en su caso, defenderlos; de tal forma que, esta organización concentra sus esfuerzos en brindar apoyo legal, informativo y educacional en el tema de los derechos humanos.

Un comentario en “#Video: Sensacionalismo de medios rompe internet (Imágenes fuertes).

  1. En lo personal, no me gusta ver imagenes groseras o escandalosas. Lo que pasa con algunos medios, es que buscan noticias escandalosas para que vendan su producto. Un gran número de personas ya se acostumbraron a este tipo de periodismo. claro que no es sano ni mucho menos; la gente que se dedica a su trabajo, no le gusta lo violento. Bueno eso creo. Gracias por el trabajo que desempeña asilegal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s