Reinserción Social o Castigo y Estigmatización.

Casa de Medio Camino, Reclusorio Sur. Foto: SUbsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal.
Casa de Medio Camino, Reclusorio Sur. Foto: SUbsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal.

Por Daffne Ortega y Fernando Hernández,

coordinadoras del área de Educación y de Comunicación de ASILEGAL.

Platicamos con Juan (1). Siendo un joven padre de familia, fue detenido y condenado a 20 años de prisión por el homicidio accidental de uno de sus amigos. Pasó una década privado de su libertad durante la cual volvió a estudiar la Preparatoria y cursó la Licenciatura en Derecho para conocer cómo funciona el Sistema de Justicia. Gracias a su trabajo, actividades deportivas, buena conducta y estudios dentro de la cárcel, ahora puede gozar de un beneficio de libertad anticipada. Pero ¿qué significa gozar de un beneficio de libertad anticipada según las normas del Sistema Penitenciario Mexicano?

“No somos des socializados (sic), tuvimos un problema jurídico que ya se pagó en un momento dado, y ya cumplimos con los requisitos de ley para obtener un beneficio de libertad anticipada. Seguimos siendo personas sociales. Lo demostramos adentro, porque allá adentro es lo mismo, es una sociedad en pequeño” nos dice Juan.

Los beneficios de preliberación han contribuído a despresurizar las 10 prisiones que se encuentran en el Distrito Federal. Según la Subsecretaría del Sistema Penitenciario del Gobierno de la Ciudad de México, actualmente 37,542 personas se encuentran privadas de la libertad en prisiones de la capital. Esto representa una sobrepoblación cercana al 70%.

Hay 4 tipos de beneficios penitenciarios para salir de prisión y Juan los sabe de memoria. “El primero es la Reclusión domiciliaria. Es cuando te ponen un brazalete y los compañeros son quienes deben cubrir el costo, que es un poco carito. Además, si te sales del límite de distancia luego luego te arrestan. El segundo es el llamado Tratamiento preliberacional, que implica salir toda la semana y regresar a dormir, salir solo los fines de semana o ir cada ocho días. La libertad preparatoria se le da a casi el 70% de las personas que cubren su pena. Se va a firmar cada mes. El último es la Remisión parcial de la pena según los días trabajados. Supuestamente quedas libre después de la remisión, pero hay casos que el juez dice que tienes que ir a firmar por más tiempo”.

Juan se encuentra en Tratamiento Preliberacional por lo que diariamente debe estar a las 10 de la noche en el Reclusorio Sur o su libertad será revocada. A las 5:30 de la mañana puede salir de nuevo pero tendrá que regresar, sin excusa ni retraso, para dormir de nuevo en las instalaciones del penal.

De acuerdo al artículo 35 del Código Penal del Distrito Federal esta modalidad de semilibertad se puede imponer como una pena sustitutiva de la prisión y la duración no puede exceder la dictada en la pena de prisión original.

Pero este sistema no le está funcionando a Juan.“Yo tengo un pie aquí y otro allá. No estoy ni libre ni preso, estoy en el limbo. ¿Qué beneficio me dieron con la libertad anticipada? Espero que siquiera que me lo cambie a ir a los fines de semana, porque así no se puede ni trabajar”.

Un juego de ajedrez en el Reclusorio Varonil Oriente. Foto: Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal.
Un juego de ajedrez en el Reclusorio Varonil Oriente. Foto: Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal.

Para Juan, el día en libertad transcurre en un instante. Apenas alcanza a ayudarle a su esposa con las labores de la casa y de nuevo debe emprender el camino de regreso pues el trayecto entre su hogar y el reclusorio puede durar hasta 4 horas.

“A mi casa llego digamos a las 8:00 am. De 8 a 4 de la tarde estoy cuidando qué voy a hacer porque a las 6:30 vámonos. Hay ocasiones que Periférico se inunda y con el tráfico ya no da tiempo de llegar, y nos regresan por no llegar a la hora. (Los funcionarios del Reclusorio) se resisten a quitarte una falta y además te ponen en peligro porque de regreso te pueden asaltar o hasta matar. Hay compañeros que tienen que bajarse caminando si no llevan dinero, se van caminando hasta su casa”.

Un obstáculo extra que enfrentan la personas con algún beneficio de preliberación es que no cuentan con identificación oficial expedida por el Instituto Nacional Electoral (INE). “En todos los trabajos te piden el INE como identificación personal: para sacar una cuenta de ahorro, para sacar la cartilla militar, la licencia de manejo. Siempre te la piden como identificación personal. Pero todos los que salimos de la cárcel no tenemos derecho al INE hasta que se cubre la totalidad de la pena. “Es muy difícil para nosotros, como hombres que éramos los proveedores del hogar, salir y no poder encontrar trabajo formal” lamenta Juan.

“Además en muchos trabajos, por lo regular, piden los antecedentes no penales. Pero ¿de dónde?. Casi en todos los trabajos que puedan servir para sustentar a mi esposa, mis hijos y yo, son de tiempo completo. Y no me va a dar tiempo de ver a la familia, trasladarme y quedarme allá. Cuando te pre liberan eres una carga que el Estado se quita, pero ellos si nos siguen exigiendo”.

Lo que vive Juan y en general las personas con algún beneficio de preliberación es contrario al espíritu de la Constitución, que en su artículo 18 dice que el sistema penitenciario tiene como fin la reinserción social, la cual debe basarse en el trabajo, la capacitación para el mismo, el deporte, la salud y la educación. En las condiciones actuales es imposible que la persona retome su vida. Juan preguntó a la jueza que lleva su caso hasta cuándo continuaría entrando y saliendo del Reclusorio. La jueza contestó “hasta que termines tu condena”, es decir, otros 10 años.

Aunque los beneficios de pre liberación dejan mucho que desear, siguen siendo una importante alternativa. Los problemas para obtenerlos ya han sido documentados por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

En 2002 la dependencia emitió la Recomendación 2/2002 (2) como respuesta a una queja presentada por 70 personas privadas de la libertad en reclusorios capitalinos. La causa: Irregularidades en el otorgamiento de beneficios de libertad anticipada. Los quejosos alegaron entonces que se les había negado el beneficio a pesar de haber cumplido con los requisitos estipulados en la ley y que la autoridad, no justificaba las razones de su negativa.

La CDHDF investigó y solicitó a las direcciones de los distintos reclusorios del DF que le informara sobre la infraestructura y condiciones técnicas de las áreas que reciben las solicitudes de beneficios de preliberación. También cuestionó si el personal que atendía estas áreas estaba debidamente capacitado y si era suficiente. La Comisión encontró que algunas de las oficinas trabajan apenas con 3 abogados en el peor de los casos y 7 en el mejor. Tampoco contaban con equipos de cómputo suficientes ni con software adecuado que les auxilie a procesar las solicitudes que, en algunos casos, se les da seguimiento en papel.

Las personas que reciben las solicitudes de preliberación solamente cumplen con trasladar el caso, si lo consideran, a la última instancia que es el Consejo Técnico Interdisciplinario, quien a la fecha opera sin rendir cuentas sobre los criterios objetivos que utiliza para la toma de decisiones.

Al respecto Juan opina: “Otro problema está en que los jueces, una sola persona, son los que deciden si tú te quedas. Hay diferentes parámetros porque no tienen criterios establecidos. Muchos compañeros que me cuentan que deben llevar constancias de estudio, de trabajo, exámenes de psicología y de deporte. Hay un momento en el que el psicólogo les da una constancia que dice que no hay necesidad de que siga en tratamiento, que ya concluyó. Pero la parte ejecutora dice que tiene que tomando terapias, aunque el profesional haya dicho que ya se terminó. Nos siguen considerando peligrosos”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ya se ha manifestado a este respecto al declarar que “la peligrosidad es un concepto subjetivo de quien la valora y no es efectivamente calculado o pronosticable; queda siempre en el campo de la hipótesis y no debe ser éticamente atribuida a una persona porque resulta contrario al principio de legalidad penal, y constituye una violación a las garantías individuales”.

Por supuesto que la responsabilidad de toda esta problemática no solo recae en las autoridades, también en la sociedad que discrimina y estigmatiza a quienes están o estuvieron privados de la libertad. Si las personas que han conseguido salir de prisión no consiguen un empleo digno, se acercan peligrosamente a la reincidencia. Peor aún ¿cómo podrían obtener un empleo formal cuando la tendencia nacional es hacia la precarización laboral?

Es momento de que Juan regrese a su reclusión nocturna. Iniciará una vez más el trayecto de casi 4 horas bajo el cielo nublado de la Ciudad de México, tan nublado como el camino a la verdadera reinserción social.

Taller de Yoga. Foto: Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal.
Taller de Yoga. Foto: Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal.

___________

1.- Cambiamos su nombre para proteger su identidad.

2.- La recomendación, que incluía peticiones de capacitación y equipamiento para el personal, ha sido parcialmente cumplida. El documento también exhorta a las autoridades a aprobar una adecuada Ley de Ejecución de Sentencia.

Anuncios

Acerca de asilegal

Nuestra Visión Ser una organización responsable de su entorno social, contribuyendo a la erradicación de la problemática social que enfrentan los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son las personas pertenecientes a los pueblos originarios, las personas de la tercera edad, niños y jóvenes personas de la comunidad LGBT, mujeres, discapacitados, etc. Nuestra Misión Para Asistencia Legal por los Derechos Humanos, los derechos que están reconocidos y otorgados para todas y todos, deben ser conocidos para ejercerlos y, en su caso, defenderlos; de tal forma que, esta organización concentra sus esfuerzos en brindar apoyo legal, informativo y educacional en el tema de los derechos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s