Escuelas: ¿Segunda casa?

Por Eduardo Martínez Lara
(Redacción de ASILEGAL)

“Quiero morir sabiendo, aunque todo se pierda…”
Sergio U., Bogotá, Colombia.

El pasado 4 de agosto, Sergio U. decidió quitarse la vida lanzándose desde el cuarto piso de un centro comercial ubicado al noreste de Bogotá, Colombia. Tenía sólo 16 años y cursaba el décimo primer grado de Educación Básica.

Todo comenzó en mayo de este año, cuando un profesor suyo le quitó su teléfono celular y descubrió en él una foto en la que Sergio se daba un beso con su novio. A partir de ese momento, el personal directivo del colegio católico donde estudiaba se hizo cargo de la situación: debían tratar a esos dos jóvenes porque tenían un claro problema psicológico. Cuando la situación llegó a oídos de los padres de Sergio, éstos decidieron apoyarle. No así el colegio ni los padres de su ya entonces ex novio. El colegio, pidió que Sergio se hiciera pruebas psicológicas. Los padres de su ex novio lo demandaron por acoso sexual.

Desde entonces Sergio comenzó a ser perseguido y hostigado por su orientación sexual y por las acusaciones lanzadas en su contra. La presión de la situación derivó en que comenzara a pensar en la muerte. Y así sucedió ese fatídico 4 de agosto de este año. Sergio murió gracias a un colegio y una sociedad que le agobiaron hasta el punto del suicidio.

¿Quién se atreve a creer que la identidad sexogenérica y/o las preferencias sexuales de una persona no son más que una causa psicológica? ¿Quién es quién para afirmar lo que es normal y lo que no?

En nuestro país no estamos exentos de ese pensamiento. En la ciudad de Querétaro, el Instituto La Paz promueve la presentación de Richard Cohen para el 1 de octubre en sus instalaciones. Pero, ¿Quién es este personaje? Richard Cohen es un ex psicoterapeuta y conferencista estadounidense. Es autor de los libros “Comprender y sanar la homosexualidad”, “Abriendo las puertas del armario, lo que no sabías sobre la homosexualidad” e “Hijos gay, padres heterosexuales, ¿qué hacer? Un plan familiar”.

  1. En estas publicaciones, Cohen sostiene que:
    Nadie nace con atracciones homosexuales. Afirma que no existe sustento biológico ni genético para la homosexualidad.
  2. Las personas no escogen tener atracciones por personas del mismo sexo, sino que lo determinan los siguientes factores:
    a. Un padre del sexo opuesto sobreprotector.
    b. Insuficiente cercamiento del hijo/a al padre del mismo sexo.
    c. Temperamento hipersensitivo
    d. Abuso sexual y otras experiencias
  3. Es posible dejar de ser homosexual mediante el adecuado seguimiento psicológico.

¿Qué implican estas afirmaciones?
Con estas afirmaciones Richard Cohen sostiene por un lado que la homosexualidad es una desviación psicológica, por tanto anormal, por tanto curable. Por otro lado, este autor lleva a sus lectoras/es a una discusión ya superada pues la identidad sexogenérica de las personas no pasa por factores biológicos, psicológicos ni genéticos. En otras palabras, los roles de género no son naturales ni determinados por ninguna fuerza celestial, sino que son un producto y una concepción cultural y social. En este entendido, ningún gusto, preferencia, orientación o identidad puede ser calificada como “normal” o “anormal”. El discurso que sostiene, le valió a Richard Cohen su expulsión de por vida de la American Counseling Association (ACA), un pronunciamiento en contra de sus charlas por parte de la American Psychological Association (APA) y del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Fotografía: Jorge Meza
Fotografía: Jorge Meza

El Instituto la Paz, a pesar de ser conocedores del expediente de Richard Cohen, han decidido organizar la presentación de una de sus charlas. Con ello, este instituto está a punto de atentar en contra de los principios fundamentales de la educación al impedir el sano desarrollo de sus educandos y presionar aun más, a alumnos que posiblemente estén pasando por momentos dificiles al no poder externar sus sentimientos. ¿Vamos a esperar a tener a un Sergio en Querétaro para poner fin a estas situaciones?

Al respecto, el 18 de agosto del presente año, los titulares de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y del Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (CONAPRED), presentaron el Programa Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación 2014-2018. La presentación de este programa resulta un acto sin precedentes pues incorpora metas y líneas de acción a cumplir en el terreno para los próximos 4 años. Sin embargo, adolece de algunas deficiencias.

Por un lado, las metas resultan sumamente generales y no se establecen los estándares que debieran cumplirse para cada una. Por otro lado, el fraseo de las palabras resulta poco contundente. Por ejemplo, respecto a la situación de la homofobia en las instituciones de educación, la palabra “escuelas” aparece mencionada sólo 11 veces: 5 en el diagnóstico y 6 en las metas. La palabra “sanción” aparece 18 veces y “reparación del daño” sólo 6 en un documento que consta de 130 páginas. Esta situación nos dice algo que es muy importante que no debemos dejar pasar: a pesar de que en México y en el mundo la discriminación con motivo de orientación sexual en las instituciones educativas presenta cifras alarmantes, el Gobierno de la República parece estar muy poco preocupado por regular y sancionar este tipo de conductas en el sector. Dado lo anterior, resulta vital que, para la implementación de dicho Programa Nacional, se establezcan estándares más específicos respecto de la prevención, sanción y reparación de estas conductas. Estos estándares deben apegarse al deber de proteger, garantizar, respetar y promover los derechos humanos de todas las personas conforme al artículo 1 constitucional.

Víctor Martínez es activista y defensor de los Derechos Humanos. Miembro de Amnistía Internacional México desde 2008, en donde ha realizado diversas acciones en Guanajuato, Querétaro y Ciudad de México en favor de la dignidad de todas las personas. Disidente de las formas, los roles y el status quo.
Víctor Martínez es activista y defensor de los Derechos Humanos. Miembro de Amnistía Internacional México desde 2008, en donde ha realizado diversas acciones en Guanajuato, Querétaro y Ciudad de México en favor de la dignidad de todas las personas. Disidente de las formas, los roles y el status quo.

Anuncios

Acerca de asilegal

Nuestra Visión Ser una organización responsable de su entorno social, contribuyendo a la erradicación de la problemática social que enfrentan los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son las personas pertenecientes a los pueblos originarios, las personas de la tercera edad, niños y jóvenes personas de la comunidad LGBT, mujeres, discapacitados, etc. Nuestra Misión Para Asistencia Legal por los Derechos Humanos, los derechos que están reconocidos y otorgados para todas y todos, deben ser conocidos para ejercerlos y, en su caso, defenderlos; de tal forma que, esta organización concentra sus esfuerzos en brindar apoyo legal, informativo y educacional en el tema de los derechos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s