Población trans ¿sin derecho al trabajo?

Por Thalía Olivo

(Redacción de ASILEGAL)

El espacio laboral es un lugar donde la socialización es un factor fundamental para el desarrollo de la personalidad. En él deberían darse las condiciones para una completa relación de igualdad, el respeto a la dignidad de todas las personas y de sus derechos laborales. Lamentablemente, estas condiciones no siempre se cumplen; particularmente cuando se trata de la población transexual y transgénero. La problemática empieza desde la falta de acceso a la educación y de mecanismos estructurales en materia de derechos laborales.

Conocer la realidad de la experiencia de las personas transexuales en el ámbito laboral, de una forma rigurosa, podría ser la primera necesidad que el Estado Mexicano tiene pendiente por cubrir. Sería interesante someter la heterosexualidad a las mismas circunstancias que muchas veces experimentan las personas transexuales. Este ejercicio, ayudaría a valorar las relaciones entre compañeras/os de trabajo, nivel en el que frecuentemente se produce la invisibilidad, hostigamiento y discriminación hacia las personas transexuales.

Un proceso de selección para iniciar una relación es frecuentemente el primer paso para dar pie a la discriminación por parte de la persona contratante hacia el/la trabajador(a); persona transexual en este ejemplo. Es éste en donde se van a recabar los datos personales del trabajador o la trabajadora. Al no compaginar la documentación con el aspecto físico de la persona transexual, se hace muchas veces manifiesto el rechazo a través de conductas injuriosas que violentan la dignidad de la persona transexual. Esto es usado como justificación del porque no habrá lugar a la relación laboral, dentro de la cual evidentemente no se hará alusión a su género y/o su identidad de género. No importa que realmente ésta sea la situación principal en la que resida el rechazo laboral.

Llevar este panorama a un proceso jurídico, hablando en un sector público, sería probablemente algo sencillo. Pero hablando de un sector privado implicaría para una persona transexual encontrarse desamparada jurídicamente, principalmente por lo complicado que sería probar tales conductas discriminatorias. De la mano de esto, la situación es validada por la amplia libertad que se les da a las empresas del sector privado para seleccionar a su personal; aunque en ocasiones el método vaya de la mano de actos discriminatorios difíciles de demostrar en un proceso jurídico.

trans-pride-flag

El hecho que una persona transexual se ubique dentro de una relación laboral implica que se encuentre un poco más protegida legalmente hablando. Sin embargo, llegan a presentarse acciones discriminatorias por su simple condición transexual. Tales acciones pueden ser acoso moral y sexual, cambios en el desempeño de actividades donde generalmente implique descender de puesto y evidentemente sin causa justificada, y un conjunto de acciones que violenten la honra de la persona transexual. A pesar de ello, toda vez que la persona se encuentra más amparada legalmente por violaciones que están reguladas en nuestras legislaciones y que hoy en día son tema de un gran cambio, se busca que sean exigibles y resulte una forma de pronunciarse y poner un alto a esta situación de vulneración de los derechos laborales de las personas transexuales.

Resulta imprescindible denunciar estos actos y hacer un llamado a las autoridades responsables para crear conciencia sobre la diversidad en las personas. Ésta no debe ser un obstáculo para todas y todos podamos gozar plenamente de un trabajo digno, donde no se nos discrimine, vulnere ni segregue. Lamentablemente el hecho de que exista el desconocimiento de leyes que nos protegen en caso de que se vulneren nuestros derechos resulta en un elemento a favor de los que violentan nuestros derechos y dignidades, lo cual provoca reincidencia e impunidad.

Integrantes de la comunidad transexual presentaron en septiembre de 2009 ante miembros de la Red Interinstitucional de Atención a la Diversidad del Gobierno del Distrito Federal (RIADS) los resultados de un diagnóstico sobre discriminación y exclusión laboral. El estudio fue elaborado como parte del Diplomado “Teoría y práctica de las organizaciones civiles con trabajo en disidencia sexual y VIH/Sida de la Ciudad de México” de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. De dicho estudio surgieron 4 testimonios de vida en relación a discriminación laboral los cuales señalan:

Carolina: Hace tres años salvaba vidas como paramédico en la Cruz Roja y en Protección Civil del Estado de México, hoy está desempleada desde que inició su proceso transexual.

Mara Sofía: Profesionista en informática, despedida de la empresa en la que laboraba por su condición transexual. Actualmente su caso se ventila en los juzgados de la Secretaría del Trabajo.

Shary: Migrante indígena de la Mixteca Oaxaqueña. Expulsada por su familia llegó a la Ciudad de México desde hace siete años. Con bachillerato terminado buscó trabajo, laboró como ayudante en una fábrica, sufrió burlas y hostigamiento de compañeros de trabajo. Ante la falta de opciones realizó trabajo sexual para cual solventar sus gastos y pagar sus estudios de estilista. Actualmente tiene una estética en Iztapalapa.

Britany: Integrante de un grupo de vagoneras transexuales y travestis, quienes ante la exclusión laboral reparten volantes en el Sistema de Transporte Colectivo Metro como una forma de obtener algunos ingresos. Dicha actividad la combina con el trabajo sexual. Conoció de cerca la violencia y marginación de las mujeres trans en un reclusorio de la Ciudad de México.

Propusieron impulsar campañas tendientes a informar a las empresas que las habilidades y potencialidades laborales que cada persona tiene, son completamente independientes de su preferencia sexual o identidad sexo-genérica, así como promover una mayor rigidez de leyes antidiscriminatorias. Ante la situación de crisis pidieron se garantice el acceso a programas como el seguro de desempleo, así como el apoyo en la capacitación y conformación de cooperativas trans.

Es alarmante que 5 años después sigamos en las mismas condiciones, ya que como mencioné en un principio: “existe una igualdad legal mas no una igualdad real”.

Creo que es tiempo de romper el estigma y entender que cuando una persona transexual decida empezar un proceso de cambio no tenga que sumarle la carga de una futura discriminación laboral, ya que no está transformando sus capacidades en el trabajo. Simplemente está buscando encontrar un equilibrio entre su cuerpo y su mente. Es sólo una forma de dar libertad a su naturaleza propia y así dar solución a esa disforia que existe entre cuerpo y mente.

El hecho de liberar esa carga y dejar que las personas transexuales ejerzan su expresión de género a su manera no implica un bajo desempeño en el campo laboral. Por el contrario, la libertad de ser ellas mismas ayudara a desarrollar de mejor manera sus capacidades y aptitudes. Debemos aprender todos a respetar las decisiones propias de cada persona. Asimismo, el respeto a los demás y la no discriminación deben ser los principales ejes de funcionalidad de las empresas, para crecer como UNA SOCIEDAD QUE NO DISCRIMINA, NO EXCLUYE Y NO VULNERA.

Thalía Olivo es Licenciada en Derecho, egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Prestadora de Servicio Social en la CDHDF. Ha presentado diversas ponencias relacionadas con el tema de transexualidad. Actualmente coordina el proyecto "Con los tacones de mamá", en el que promueve los derechos de la población trans a través de redes sociales.
Thalía Olivo es Licenciada en Derecho, egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Prestadora de Servicio Social en la CDHDF. Ha presentado diversas ponencias relacionadas con el tema de transexualidad. Actualmente coordina el proyecto “Con los tacones de mamá”, en el que promueve los derechos de la población trans a través de redes sociales.
Anuncios

Acerca de asilegal

Nuestra Visión Ser una organización responsable de su entorno social, contribuyendo a la erradicación de la problemática social que enfrentan los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son las personas pertenecientes a los pueblos originarios, las personas de la tercera edad, niños y jóvenes personas de la comunidad LGBT, mujeres, discapacitados, etc. Nuestra Misión Para Asistencia Legal por los Derechos Humanos, los derechos que están reconocidos y otorgados para todas y todos, deben ser conocidos para ejercerlos y, en su caso, defenderlos; de tal forma que, esta organización concentra sus esfuerzos en brindar apoyo legal, informativo y educacional en el tema de los derechos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s