8 de Marzo: Entre Injusticia y Retroceso

Por Víctor Eduardo Martínez Lara

(Redacción de ASILEGAL)

Aún cuando la mayoría de las personas creen que el Día Internacional de las Mujeres es un motivo de felicitación, la realidad nos muestra que no lo es ni siquiera por un segundo. En México, el Gobierno de la República planteó desde 2012 un cambio de paradigma en el discurso  sobre la justicia y la seguridad pública. Heredando los problemas de un sexenio marcado por los asesinatos de una guerra contra el narcotráfico, una alza importante en la tasa de asesinatos de personas defensoras de Derechos Humanos (DDHH), periodistas y mujeres, el nuevo gobierno decidió cambiar la estrategia: no comunicar los hechos de violencia.

                Ojos que no ven, corazón que no siente, planteaba la nueva estrategia del discurso y la comunicación social. Lamentablemente, el panorama de DDHH en el país continúa dejando mucho que desear.  A continuación recordaré algunos de los más conocidos casos de injusticia y violaciones a los DDHH  de las mujeres en México.

Derechos Humanos y Acceso a la Justicia: La Quimera Mexicana

El 9 de diciembre de 2013 Yakiri Rubio (de 20 años de edad) fue presuntamente secuestrada por dos sujetos en la colonia Doctores de la Ciudad de México. Según las declaraciones de la joven, fue llevada a un hotel para ser violada y, luego de ser torturada, en un acto de defensa propia hirió con un cuchillo a uno de sus agresores. Saliendo por su propio pie, logró solicitar el auxilio de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal. Ésta logró localizar al segundo agresor quien acusó a Yakiri de haber matado a su hermano.

                A pesar de las pruebas, Yakiri le impuesta prisión preventiva por el presunto asesinato de su agresor y no fue sino hasta después de una enorme presión a través de las redes sociales, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y de propias autoridades gubernamentales, que ella pudo ver la luz de la libertad… bajo fianza. Acusada de “exceso de legítima defensa”.

                El 12 de diciembre, Lucero (de 18 años) fue atacada por M, un conocido suyo, en Guanajuato, Guanajuato luego de que ella se negara a sostener relaciones sexuales con él. Ante la negativa, él la llevó a un poblado cercano e intentó asfixiarla, además de propinarle fuertes golpes y azotarla contra el piso. Lucero pudo escapar de su agresor y llegar a un Ministerio Público en donde fue canalizada a un hospital. Dado que Miguel Á se había accidentado luego de la agresión contra Lucero, éste también se encontraba en el hospital a sólo unas camas de distancia de ella. A pesar de haber transmitido al personal los sucesos ocurridos anteriormente, se les colocó a sólo unos metros de distancia.

                El personal del Ministerio Público desechó los cargos de violación y homicidio en grado de tentativa contra M y, en su lugar, le imputó cargos no graves en el estado: lesiones leves y abusos erótico-sexuales. Finalmente, y luego de la presión mediática, el caso ha ido avanzando en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato, aunque de forma muy lenta.

                El 3 de octubre de 2013, Concepción Galván fue puesta en libertad luego de haber sido detenida y acusada de homicidio doloso el 5 de marzo del mismo año. Concepción sufrió un parto fortuito en la Cruz Roja de Veracruz en donde, para variar, medió la negligencia médica al no valorar de forma adecuada su estado de salud luego de que ella llegara quejándose de dolores de estómago.

                Negándosele la presunción de inocencia, Concepción fue privada de su libertad bajo prisión preventiva. 7 meses después y luego de que Asilegal asumiera su defensa en un proceso plagado de irregularidades, fue liberada. ¿Cuál es el común denominador de estos tres casos? Un sistema de justicia penal que no incorpora una adecuada perspectiva de género, que reafirma actitudes de trato desigual hacia las mujeres y que no las considera como personas con dignidad y con capacidad para tomar sus propias decisiones. Un sistema de justicia que reproduce las conductas machistas que han prevalecido hasta nuestros tiempos.

Fotografía: Jorge Meza
Fotografía: Jorge Meza

Retos de Política Pública

En el marco del Día Internacional de las Mujeres, vale la pena recordar que la conmemoración de este día no es paso suficiente para la erradicación de la violencia contra ellas. Si bien hemos tenido avances sustanciales tales como la reforma en materia de justicia penal en 2008, la reforma Constitucional de DDHH de 2011 o la inclusión de la perspectiva de género en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, es necesario pasar del papel a la acción.

                El Observatorio Nacional del Feminicidio ha documentado el alarmante incremento de feminicidios en nuestro país. El Estado de México ha llegado a ocupar el primer lugar en la materia. A pesar de las escandalosas cifras, las alertas de género solicitadas para este estado y otros como Guanajuato han sido negadas por razones poco claras. Esta situación revela que, en los hechos, la situación de la violencia hacia las mujeres no está siendo valorada en su justa dimensión.

                Existen temas pendientes en la agenda de la igualdad de género que, a pesar de que son claramente visibles, no parece existir una voluntad política para resolverlos. Para muestra, el Mecanismo del Examen Periódico Universal (EPU) al que se sometió México en octubre de 2013 arrojó diversas recomendaciones sobre Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos, paridad salarial entre hombres y mujeres, políticas de no discriminación, incorporación de la perspectiva de género al sistema jurídico mexicano, entre otras. En muchos casos se repitieron las recomendaciones ya emitidas en el EPU 2008.

Retos para las/os Defensoras/es

En este día sumamente importante para la lucha por la igualdad entre todas las personas, es importante que todos y todas recordemos que tenemos inmensos retos por delante. No sólo en el terreno de la política pública, sino también en los terrenos internos. Exigir al Gobierno de la República que cumpla con sus compromisos en la materia en el marco del EPU y de los propios Objetivos del Desarrollo del Milenio es fundamental. A nivel interno, debemos continuar revisando la aplicación de los avances con que ya contamos en el terreno penal y constitucional y que, la política de comunicación de las autoridades no se convierta en la sepultura de la atención pública de los graves problemas que nos aquejan.

                Sin embargo, también debemos plantearnos una interrogante que me parece fundamental: ¿Cómo construir una nueva narrativa sobre el feminicidio, la injusticia y desigualdad en un contexto de alta violencia y sobre todo en un contexto de normalización de estos eventos? Este cuestionamiento representa un enorme reto pues también implica que debemos luchar por la concientización de las personas en algo que es tan cotidiano y que la mayoría se niega a voltear a ver. Se trata de una intensa lucha cultural que parece apenas comenzar.

Víctor Martínez es activista y defensor de los Derechos Humanos. Miembro de Amnistía Internacional México desde 2008, en donde ha realizado diversas acciones en Guanajuato, Querétaro y Ciudad de México en favor de la dignidad de todas las personas. Disidente de las formas, los roles y el status quo.
Víctor Martínez es activista y defensor de los Derechos Humanos. Miembro de Amnistía Internacional México desde 2008, en donde ha realizado diversas acciones en Guanajuato, Querétaro y Ciudad de México en favor de la dignidad de todas las personas. Disidente de las formas, los roles y el status quo.
Anuncios

Acerca de asilegal

Nuestra Visión Ser una organización responsable de su entorno social, contribuyendo a la erradicación de la problemática social que enfrentan los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son las personas pertenecientes a los pueblos originarios, las personas de la tercera edad, niños y jóvenes personas de la comunidad LGBT, mujeres, discapacitados, etc. Nuestra Misión Para Asistencia Legal por los Derechos Humanos, los derechos que están reconocidos y otorgados para todas y todos, deben ser conocidos para ejercerlos y, en su caso, defenderlos; de tal forma que, esta organización concentra sus esfuerzos en brindar apoyo legal, informativo y educacional en el tema de los derechos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s