Arraigado el arraigo…

Arraigo

Por: Alejandra Sánchez J. (Redacción de ASILEGAL)

(Foto: Jorge Meza)

 

Narrativa general:

Desde hace tiempo la bancada del PRD ha mostrado su aversión hacia la figura del arraigo, misma que vio la luz durante el sexenio de Felipe Calderón y la Guerra contra el crimen. No obstante, el avance en la incidencia para eliminarlo, ha sido lenta y ha estado plagada de “politicismo”, sobre todo por encontrarse en el primer año de la “nueva” gestión.

Siendo así, se le atribuye a la representación del PRI (con Miguel Romo a la cabeza) la emisión de la iniciativa ─a finales de marzo─ que propuso reformar el artículo 133 bis del Código Federal de Procedimientos Penales y derogar el artículo 12 de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.

La iniciativa originalmente establecía que el arraigo sólo se aplicara en los casos de traición a la patria, espionaje, terrorismo, sabotaje, piratería, genocidio, evasión de presos y ataques a las vías de comunicación, entre otros, y que en casos de delincuencia organizada, la medida cautelar fijara un plazo hasta de 10 días, que podría prorrogarse por una sola ocasión, hasta por diez días más, no debiendo exceder de 20 días en total.

Tratándose de delitos graves a los que se refiere en el segundo párrafo del artículo 133 bis de dicho código, el arraigo debía proceder hasta por cinco días, pudiéndose ampliar, previa justificación del Ministerio Público y autorización del juez, hasta por cinco días más, no debiendo exceder los 10 días entre ambos.

En la última sesión del periodo ordinario, el pleno aprobó con 389 votos la reforma en lo general y después, en la aprobación en lo particular, PRI, PVEM y su nuevo aliado el PRD lograron avalar el contenido de la reforma con 280 votos.

En resumen, el Congreso federal reformó el Artículo 16 constitucional para reducir la temporalidad de la figura del arraigo de 40 a 20 días, prorrogable sólo por 15 días más, sumando un máximo de 35 días en total. Sin embargo, se facilitó al MP la posibilidad de detener, sin presentar ante la autoridad judicial, a un indiciado por tres días más (actualmente el plazo es de 48 horas, con la posibilidad de ampliarlo por un mismo periodo; con la reforma, se conceden 72 horas adicionales).

Mientras tanto, a nivel local, el Jefe de Gobierno capitalino, envió el 18 de abril a la Asamblea su iniciativa, en la cual planteó eliminar la figura del arraigo y abrogar la Ley contra la Delincuencia Organizada en la Ciudad.

Hace unos días, los diputados de la ALDF derogaron, por 49 votos a favor, cero en contra y una abstención, el artículo 270 bis del Código, con lo que quedó eliminada de forma definitiva la medida cautelar. O dicho con mayor precisión, se borró la palabra arraigo, a la par que se aprobaba una adición al artículo 270 bis 1, que detalla que ahora se procederá a la “detención con control judicial” cuando el MP acuda ante el juez y acredite ─no se sabe cómo exactamente─ que el implicado puede evadirse de la acción de la justicia. Sus particularidades: la detención será por cinco días y podrá prorrogarse hasta por cinco más.

Números de peso:

I. El Subcomité para la prevención de la tortura de la ONU verificó que en la casa nacional de arraigo en México, 50% de las personas que se encontraban en ese lugar mostraba signos de violencia y tortura[1].

II. En un periodo de 6 años y 2 meses, la PGR arraigó a 10,573 personas, de las cuales el 97% quedaron libres (el diputado Manuel Huerta Ladrón de Guevara, del PT, mencionó que, de los arraigos realizados desde 2008, sólo se consignó a menos del 4% de los implicados, mientras que al resto nunca se le acreditó su presunta responsabilidad)[2].

III. De dicho total de arraigados, al menos 1,243 de ellos estuvieron bajo esta medida cautelar más de 80 días, lo cual es ilegal y anticonstitucional[3] ─a ello, cabe destacar el comentario de Manuel Huerta: “Es un instrumento legal que se usa indebidamente para suplir las deficiencias en investigación de delitos con base en la violación de derechos humanos”[4]─.

IV. En una solicitud de información pública (no se revelan datos sobre la procedencia) la PGR informó que de hecho una persona fue sometida a un arraigo ‘abierto’, sin especificar cuánto tiempo quedó bajo medidas cautelares[5].

V. Pese a que se sitúa la aparición del arraigo como recurso legítimo de la justicia a partir del sexenio 2006-2012, en décadas anteriores ya se reportaba un gran número de casos de desaparición temporal de personas que fueron torturadas por grupos a los que no se les pudo identificar plenamente y que usaban vehículos particulares para efectuar su “detención”; a las víctimas les vendaron los ojos y fueron llevadas a cárceles clandestinas para interrogarlas y torturarlas[6].

La “salvaguarda”:

“Para evitar que el arraigo dé lugar a maltratos físicos, psicológicos o violación a los derechos humanos, los organismos de protección de derechos humanos previstos en la Ley Suprema podrán participar revisando en todo momento la aplicación del arraigo a solicitud de la persona sujeta a esta medida cautelar o de su representante”[7]

El Colofón:

-No se han erradicado los instrumentos de arbitrariedad (judicial, ministerial, procesal).

-No se han afinado los criterios para determinar los casos en que estos son ‘legalmente’ aplicables (para evitar dejarlo a merced de las discrecionalidades).

-No se ha sustentado la efectividad del uso de estas medidas en la consecución de justicia (o peor, YA se ha demostrado su INEFICACIA).

-Queda sacarle jugo al ‘permiso’ que da la Ley Suprema para que los organismos de protección de derechos humanos monitoreen la aplicación del arraigo (de forma NO oficiosa).


[1] Verónica Macías. “Con signos de tortura, 50% de arraigados”, El Economista, 17 de abril de 2013. En: http://eleconomista.com.mx/sociedad/2013/04/17/signos-tortura-50-arraigados

[2] Sebastián Barragán. “PGR arraigó a 10 mil personas en 6 años: 97% quedaron libres“, Unión, 1º de mayo de 2013. En: http://www.unionguanajuato.mx/articulo/2013/05/01/seguridad/pgr-arraigo-10-mil-personas-en-6-anos-97-quedaron-libres

[3] Sebastián Barragán (Ídem).

[4] Jesusa Cervantes. “Avalan diputados reforma para reducir arraigo de 40 a 20 días”, Proceso, 30 de abril de 2013. En: http://www.proceso.com.mx/?p=340664&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

[5] Barragán (Ibídem).

[6] Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos afiliada a la Federación Internacional de los Derechos Humanos, a la Organización Mundial contra la Tortura, al Observatorio Internacional de Prisiones y a Trabajar Juntos por los Derechos Humanos. “Observaciones de la LIMEDDH-FIDH al Tercer Informe Periódico del Gobierno Mexicano sobre el cumplimiento de la Convención contra la Tortura”. México, abril de 1997. En: http://www.derechos.org/limeddh/informes/tortura1.html

[7] Vicente Bello. “El arraigo: nomás tantito”, El Zócalo, 1º de mayo de 2013. En: http://www.zocalo.com.mx/seccion/opinion-articulo/el-arraigo-nomas-tantito-1367390447

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s